Google+ Followers

domingo, 19 de abril de 2015

El Empoderamiento del Pueblo Panameño.

Buenos días, mis estimados amigos! Empoderamiento es un anglicismo, que proviene de la palabra "empower" y cuyo significado me encontré por allí de muchas formas, pero ésta es la que más me gustó:"Hacer poderoso o fuerte a un individuo o grupo social desfavorecido". Lo ideal es que el pueblo debe ejercer el poder...qué es el poder? "control, imperio, dominio y jurisdicción que un hombre dispone para concretar algo o imponer un mandato". Según las reglas democráticas que hemos aceptado todos, los panameños cedemos el poder en los que más confiamos, llámese presidente, alcalde, diputado o representante de corregimiento. Ejercemos el poder de manera indirecta.En el transcurso de las décadas post Invasión a Panamá, esas generaciones de gobernantes, que estubieron expuestos a la dictadura no sabían gobernar y no saben todavía hacerlo, de una forma democrática y civilizada, así que han tenido que ir aprendiendo en el camino. De allí todos los horrores que vemos se cometen en la justicia, diputación y presidencia. Los civiles a los que les cedimos el poder del pueblo, se han encargado de blindarse en las posiciones de poder, para tener el mínimo de responsabilidad legal y penal, en caso de que cometan un delito. Hasta el tiempo para ser investigados se ha recortado, lo que implica una acción deliberada y preconcebida: Salvarse. Porque el objetivo máximo es delinquir, pelechar y robar. Si no fuera así, hace tiempo las habrían quitado. El pueblo no tiene mecanismos legales prácticos, para exigir transparencia, justicia y equidad, porque los organismos del gobierno están ligados, conectados, vendidos y dependientes de lo que diga el partido de turno. La armónica colaboración entre los poderes del estado, no existe. Lo que sí existe es un pacto encubridor de aliados, familiares y copartidarios. Al resto de la población que le caiga todo el peso de la ley. Se convierten en una casta, muy cercana a una aristocracia intocable y así manejan el país, quinquenio tras quinquenio, escogemos un rey y su corte. Si el pueblo no tiene mecanismos prácticos de hacer cambiar este estado de cosas, sólo nos quedan las protestas populares y el desarrollo de destrezas, como este sencillo escrito, que siempre ayuda a despertar conciencias de lo que realmente se le está quitando a la mayor parte de la población. Les dejo, quiero ver un documental sobre la mantis religiosa que tiene preferencias por animales vivos para su alimentación. Lo que me gusta del comportamiento sexual de este insecto, es que pese a tener al macho encima y después de haber copulado con él, durante dos horas, al final se lo come, comenzando por la cabeza. Sabiduría animal, mi gente, el que tiene entendimiento, que entienda. Tened lindo día!

domingo, 5 de abril de 2015

La hija de Oswaldo Payá es detenida a su llegada al aeropuerto de Panamá Leer más: La hija de Oswaldo Payá es detenida a su llegada al aeropuerto de Panamá - EcoDiario.es http://ecodiario.eleconomista.es/internacional/noticias/6606916/04/15/La-hija-de-Oswaldo-Paya-es-detenida-a-su-llegada-al-aeropuerto-de-Panama.html#Kku8mhKeHWEER6n3

Rosa María Payá, activista e integrante del partido de oposición cubana e hija del fallecido Oswaldo Payá, ha sido detenida a su llegada al aeropuerto de Panamá, adonde acudió para participar en distintos actos relacionados con la Cumbre de las Américas. 

La hija del célebre opositor al régimen cubano tuiteó su arresto por parte de miembros de la Seguridad Nacional de Panamá, que la acusaron de llegar para causar disturbios.
Rosa Díez, líder de UPyD, ha reaccionado a los 'tuits' de Rosa María Payá recordando que es ciudadana española, y ha pedido al Gobierno de Mariano Rajoy su intervención inmediata.
















http://ecodiario.eleconomista.es/internacional/noticias/6606916/04/15/La-hija-de-Oswaldo-Paya-es-detenida-

VII Cumbre de la Américas en Panamá

Este gobierno se ha esforzado por hacerle creer a los más de diezmil visitantes que tendrá nuestro país para la VII Cumbre de la Américas, que aquí no hay problemas y que si los hay, no existe oposición, ni mucha incomodidad entre sus habitantes. No habrá "tranques", niños ni jóvenes en centros escolares, no habrá pobreza, no habrá quien proteste...bueno, todavía no sabemos si la derecha venezolana, que está viviendo aquí tendrá permiso especial para protestar. Se me antoja que hasta los pájaros abandonarán la urbe, porque a falta de desperdicios en la calle, a buscar otro lado para comer. Cuando estudiaba en la década de los ochenta, en otro país, una chica rica se casó. Por motivos sentimentales, se casó en una pequeña iglesia, ubicada en el centro de la ciudad, vieja y ruinosa, pero toda una obra histórica. Reformaron la iglesia de arriba abajo, sacaron a los cientos de mendigos de los alrededores, porque el día de la boda no podían dar ese feo expectáculo de estar pidiendo para comer. La boda costó más de un millón de dólares, que para la época y en un país tan pobre, era un escándalo...y mostrar que en Panamá hay pobres, debe ser algo incómodo, sobre todo para quienes venden el país como una economía pujante. Me siento secuestrada. Me han secuestrado y ni siquiera tengo plata para decir que álguien pagará por mi rescate y creo que varios cientos de miles de panameños también se sienten así. Quienes nos gobiernan todavía tienen que explicar su participación durante los 26 meses del gobierno anterior, pero vemos como hacen para que la piedra que oculta esas verdades no sea removida. Tenemos, por lo menos, el desahogo de la escritura. Ese derecho no nos los han quitado aún.

lunes, 30 de marzo de 2015

Estadísticas, percepción y seguridad

Hoy en día se trae a debate un tema que en las últimas encuestas realizadas se fija como una de las mayores preocupaciones de los panameños: la
Hoy en día se trae a debate un tema que en las últimas encuestas realizadas se fija como una de las mayores preocupaciones de los panameños: la inseguridad. Ante tal hecho, las actuales autoridades han presentado su resumen estadístico en el cual reflejan una disminución en delitos de alto impacto como los homicidios; un aumento sustancial en la captura de droga y hasta estiman qué cantidad se podrá capturar al final del año. Al preguntarles a los panameños de a pie -como dicen por ahí- estos manifiestan su descontento con los resultados y hasta contradicen a las autoridades con opiniones de manipulación de las estadísticas y que esa no es la realidad que se vive en los barrios, en las vecindades, en las calles.
A mi entender, los diferentes estamentos de seguridad están tratando de hacer su trabajo y no dudo de que sus cifras estadísticas sean ciertas, pero no se puede dejar de lado el sentir ciudadano, y es ese sentir el que hay que mejorar, esa sensación de seguridad que es la que debe llegar a cada uno que habita en nuestro territorio para que se cierre este círculo de la seguridad.
En la década del 2000, mejor dicho del 2001 al 2004, entendiendo este problema, dentro de la Policía Nacional, accionamos un plan que fue encaminado a fortalecer la institución policial, responsable en primera instancia de la parte preventiva. En este plan se logró articular diferentes aspectos: educación, doctrina, mística, situación de la frontera colombo panameña y un fortalecimiento de las relaciones con la comunidad. Tomados estos aspectos como la base institucional se estableció una filosofía institucional, que debió llegar a ser entendida e internalizada por todos y cada uno de los integrantes de esta organización policial. Se establece un solo norte y se desprende un plan de trabajo que se denominaría Plan Centenario. Este plan tendría como norte el fortalecimiento de la policía comunitaria y se fundamentaría en tres conceptos fundamentales: relaciones humanas, relaciones públicas y las relaciones con la comunidad.
En términos generales se buscaban varios objetivos, pero dentro de estos puedo mencionar dos muy importantes: 1. mayor seguridad para los policías, y 2. y para los ciudadanos, un ambiente de mayor seguridad en los lugares donde viven, donde forman familias y donde se ganan la vida.
El resultado de la puesta en marcha de esta iniciativa fue que los índices delictivos de alto impacto se redujeron en un 20 % en el 2004, la población se sentía más segura, la percepción de inseguridad se disminuyó y los niveles de aceptación de la institución policial mejoraron.
Encaminamos nuestro esfuerzo casi en un 90% al mantenernos en las comunidades. Esta iniciativa fue una acción casi experimental, que con los cambios de administración se vio afectada y que solo ha traído consigo el incremento de las estadísticas delictivas y el incremento de la sensación de inseguridad (percepción). Para tal efecto, nos podemos remitir a las estadísticas del Sistema de Estadísticas Criminales.
Repito, no creo que hay que rebuscar planes ni iniciativas traídas de otras latitudes, cuando en Panamá, con iniciativas propias, con miembros de la policía nacional panameña, con nuestra experiencia, voluntad y conocimientos, se lograron metas tangibles, medibles y se brindó un servicio de calidad.
 http://www.panamaamerica.com.pa/opinion/estadisticas-percepcion-y-seguridad-970047

sábado, 14 de marzo de 2015

De las leyes y la justicia...

Qué es una ley? Me olvidaré del diccionario y haré mi propia definición criolla. Una ley es una regla. Con qué propósito se hace una ley? La parte linda del asunto es que se supone que las leyes son para regular la convivencia civilizada entre los ciudadanos de un país donde se practica la equidad y la justicia. A quién se le aplica la ley? A todos. Esa debería ser la respuesta, cierto? Qué ocurre en realidad? Escogemos gobernantes, que a su vez crean decretos, modifican leyes ya existentes con el objetivo de optimizar el bien común, cierto? Falso. Los poderes económicos entran en las campañas políticas, salpicando dinero a quienes tienen mejor posibilidad de ser electos, para poder controlar el poder político y económico del país y que las leyes no los alcancen, que se modifiquen a favor de las mayorías, en perjuicio de las minorías, que no perciben del todo claro lo que está sucediendo, porque se entretienen con las banderitas, el jamón y la latita de tuna. Vivimos en un estado de hecho, donde se ha conseguido dopar la conciencia crítica del individuo, para que piense que estamos en un estado de derecho. Eso es democracia? Sí y no. Sí, porque nadie te obliga a votar por x o y candidato. Te inducen a votar y ante la poca generación de una conciencia crítica que debe comenzar en el hogar, se vuelven a elegir los mismos protagonistas, o por lo menos las mismas representaciones económicas, con cuerpos diferentes. Les llamo cuerpos y no personas, porque son seres vivos que se dejan utilizar, de manera delincuencial, por el interés de unos cuantos. Sólo unos cuantos parecemos darnos cuenta de lo que en realidad ocurre. Cabe destacar que aquellos que decidieron orientar la conciencia ciudadana por medios diferentes, utilizan, financian y capacitan a más inconcientes, para lograr los mismos objetivos, pero con un ropaje más creíble. De allí salen los grupos organizados de una sociedad civil, pagada y subvencionada por los mismos poderes. Otro tipo de lobos con piel de ovejas. La finalidad es la misma y son muchos menos los que no damos cuenta de esta jugada. No me llamen para grupos, una persona que piensa como yo, no está para dejarse utilizar así. Sigan con su jueguito, pero no me metan en sus delitos, disfrazados de legalidad.

LA BULLY EN EL SALON DE DOMINIQUE

domingo, 8 de marzo de 2015

Pasaporte extraviado. Carlos Alberto Brandariz.



Hoy confirmo que nuestro país ha sido invadido. Me regalaron una oferta simple para lavar mi auto. Hice la cita y llevé mi auto a la hora indicada. Me recibió un joven con fuerte acento Colombiano. Desde que llegué, trató de no dar el servicio pero cuando me molesto mi expresión facial tiene algo intimidante, me han dicho. Mientras negociaba mi derecho llegó una venezolana y me dejaron con la palabra en la boca. Al rato, todos los que trabajaban en el lugar conjugaban los mas diversos acentos que hemos escuchado en la TV. Finalmente cuando fui a buscar mi auto no estaba listo, apenas lo comenzaban a limpiar, el Colombiano estaba agresivo, así que decidimos esperar. Creo que fui a un lavautos exclusivo para extranjeros.
Pocas horas despues un familiar tenía una cita en el Seguro y había que acompañarlo, la doctora llegó tarde y luego se fue por una hora a marcar su tarjeta, cuando regresó tenía un fuerte acento colombiano. Al regresar a casa un camión quería entrar en mi vía, me era difícil dejarlo entrar, me cerró y casi me mata, el chofer me espetó una palabra obscena diferente a como he aprendido a decirlas, al tratar de buscar un teléfono en el vagón del Camión solo pude leer "delicias colombianas". Paré en el supermercado y cuando iba entrando se me adelantaron tres jovenes, un varón y dos hermosas mujeres. Una le decía a la otra, tu sabes vale, como manejan estos panameños, son como estúpidos. Traté de intervenir en la conversación, recordando al chofer del Camión, pero la velocidad con que caminaban no me permitió hacerlo. Al buscar afanosamente un refresco, una demostradora de telefonía se me acercó y me preguntó, vos sos de Panamá ? Al fruncir mi seño me dijo que me lo preguntaba porque no parecía panameño, quizás por una gorra de gallego que tenía puesta. Le contesté: no señorita, la verdad añoro mi País. Tome mi auto siendo escoltado durante un buen rato por una niña con cola de cabello muy oscuro, con un topcito y ajustada licra, sobre una pequeña motoneta.
Pensé decirle un piropo pero recordé a Ana Matilde. Decidí encerrarme en mi casa y no salir hasta encontrar mi pasaporte extraviado.